Publicado el Deja un comentario

Tu rutina de cuidado facial perfecto: descubre el orden correcto con estos pasos.

La clave para un rostro impactante con o sin maquillaje es una rutina de cuidado facial adecuada. Sabemos que el maquillaje es tu aliado, pero más allá de ocultar imperfecciones con maquillaje, también puedes tener una piel radiante sin una gota de maquillaje. Y es que cada vez más mujeres se interesan por el cuidado facial. 

Aunque tu rostro tenga alguna que otra imperfección, que puedes ocultar con maquillaje, también pueden pasar desapercibidas si tienes un cutis bien cuidado. Se trata de mantener la piel de tu rostro bien hidratada y que eso se note cuando no tengas maquillaje. 

Lograr ese aspecto radiante en tu rostro es una tendencia que no pasa de moda, por qué se trata del cuidado de la piel no importa la edad. Con. El Skincare es el principal secreto de las artistas más famosas, para lucir bellas en todo momento, con o sin maquillaje. 

Así que si eres de las que usa poco maquillaje, es necesaria una rutina de cuidado facial diaria. Pero si te gusta andar maquillada todo el tiempo, también debes prestar atención a tu cutis para obtener mejores resultados en el maquillaje. 

Los productos para el cuidado facial son variados, pero siempre están los imprescindibles para una rutina diaria perfecta.Recuerda que de nada sirve que tengas muchísimos productos si no sabes como aplicarlos. Por eso te contamos el orden correcto en que los debes aplicar para tener siempre un rostro bien hidratado y humectado. 

Rutina de cuidado facial según tu piel

Antes de iniciar tu rutina de cuidado facial, lo primero que debes hacer es identificar tu tipo de piel. Esto es súper importante para saber los cuidados específicos que necesitas y los productos que son más adecuados para ti. 

tipos de piel

Vamos hablar sobre los tipos de piel para que puedas identificar la tuya:

Piel grasa

Se caracteriza por poros más dilatados y una capa brillante en todas las áreas del rostro. Esto produce los enemigos de la belleza, llamados puntos negros o acné, sobre todo en la nariz el mentón y la zona T. Si eres de piel grasa puedes notar una capa sebo que cubre tu rostro. Este tipo de piel requiere de cuidados especiales y más cuando se usa maquillaje. 

Este tipo de piel requiere una rutina de cuidado facial con productos específicos. Aunque la piel grasa produce algunas imperfecciones como el acné, la ventaja es que el cutis se mantiene sin arrugas. 

Piel mixta

Este tipo de piel es el más común y tiende a confundirse con la piel grasa, porque puede presentar capas de brillo algunas zonas. Sin embargo, no quiere decir que tu piel sea totalmente grasa. Así que para identificar la piel mixta sólo debes fijarte si tienes más secreción sebácea en la nariz mentón y frente. 

Es un verdadero desafío cuidar una piel mixta, porque en algunas áreas se nota sequedad como las mejillas, mientras que otras son muy grasas. También se notan los poros abiertos en la zona T. 

Piel normal

Quizás es el tipo de piel más deseado por todas las mujeres, sobre todo cuando se trata de mantener el maquillaje todo el día. Por lo general, no presenta imperfecciones, los poros son muy finos, la textura es más aterciopelada y suave, el tono es más uniforme y no se notan impurezas a simple vista. 

Se podría decir que es una maravilla tener una piel normal, porque definitivamente lo que prevalece es el equilibrio en cuanto a color y textura. Pero no quiere decir que no necesites una rutina de cuidado facial si tienes este tipo de piel.

Piel seca

Se puede indentificar fácilmente porque la apariencia es áspera y se notan pequeñas escamaciones por el nivel de resequedad. Por ello, la piel seca puede tener varios grados de intensidad (más seco o menos seco). También suelen marcarse  líneas en el rostro, porque carece de humedad. 

Por lo general, este tipo de piel se observa en personas mayores que tuvieron una piel mixta y con el tiempo pierden los lípidos que necesitan para retener la humedad. En muchos casos es difícil mantener el maquillaje porque la resequedad causa un efecto cuarteado o con grietas. 

Pero no te preocupes si no tienes una piel normal, porque tenemos los mejores consejos. No importa si tienes la piel grasa, seca o mixta,  tu rutina de cuidado facial es tu mejor aliada en estos casos. 

Pasos para una rutina de cuidado facial perfecta

Te explicaremos desde el principio, todo lo que tienes que saber para seguir el orden correcto de tu rutina de cuidado facial. Después de una jornada de trabajo, es esencial que tengas un tiempo para esto, tu rostro te lo agradecerá. Recuerda que así como tú estás cansada y quieres un relax, tu cutis también necesita relajarse libre de maquillaje. 

1. Desmaquillarte con los productos adecuados

Rutina de cuidado facial

Sólo necesitas una toallita y un desmaquillador. En este caso, me encanta el aceite de ricino para desmaquillar, porque es antiséptico y antiinflamatorio. Esto es genial para las pieles delicadas, aunque es un aceite, tiene excelentes propiedades, por eso es parte de mi rutina de cuidado facial. 

También hay otros productos como los desmaquilladores bifásicos  o agua micelar que son ideales para retirar cualquier resto de maquillaje. El bifásico contiene una parte aceitosa que permite retirar el maquillaje a prueba de agua, por lo que es más fácil y te lleva menos tiempo. 

El agua micelar actúa como pequeños imanes que terminan de arrastrar cualquier impureza. 

La rutina de cuidado facial incluye quitar el maquillaje pasando la toallita de adentro hacia afuera con suavidad, sobre todo en el área de las ojeras. Cuando usas pestañina a prueba de agua, debes tener más cuidado al retirar y no estrujar la piel en esa zona. 

Una vez terminado este paso, debes aplicar agua micelar para retirar cualquier impureza que haya quedado. La idea es dejar la piel totalmente limpia y libre de restos de maquillaje. 

Además de realizar este proceso también te recomiendo que laves tu rostro cada noche y cada mañana con un jabón especial, como el de TrueColors. Tiene extractos naturales, para dejar tu rostro más limpio, además puedes utilizar una esponjita con cerdas de silicona para una exfoliación superficial. 

Cómo hacer la exfoliación? Es muy sencillo sólo debes impregnar la esponjita con el jabón en barra y empezar a pasarla por tu rostro con movimientos circulares. Si lo pasas por el lado que tiene las cerdas más largas puede penetrar en los poros para una limpieza profunda. Este paso es el más importante de tu rutina de cuidado facial, sobre todo cuando tienes mucho maquillaje.

2. Aplicar tónico facial

Rutina de cuidado facial

El tónico facial ayuda a controlar y equilibrar el pH en la piel, también sirve para terminar de quitar cualquier residuo que hayan quedado. Hay varios tónicos según tu tipo de piel:

El agua de rosas es muy común en el mundo del maquillaje y ayuda a controlar el pH de la piel. 

Tambien el agua de pepino que ayuda a cerrar los poros del rostro. 

Otro tónico es el agua de hamamelis es ideal para las pieles grasas, porque ayuda a controlar el brillo en el rostro. 

Tónico con extractos naturales ideales para pieles normales a secas, porque controlan el pH. 

Para empezar aplicar el tónico es ideal utilizar las toallitas pequeñas para hacerlo por partes y así cubrir cada área del rostro. Pasar la toallita de forma ascendente con toques suaves. De esta manera puedes retirar cualquier residuo y asegurarte que tu piel está libre de maquillaje.

3. Sérum en tu rutina facial

Serum para rutina de cuidado facial

No puede faltar este producto maravilloso que hidrata tu piel profundamente. Es tan importante porque puede llegar a las capas más profundas de la piel. Recuerda que la piel está compuesta por tres capas: epidermis, dermis e hipodermis. 

La epidermis es la capa más superficial mientras que la dermis e hipodermis son las más profundas en la cual tu crema facial no puede llegar. Eso es lo que logra el sérum, penetrar en las capas más profundas de la piel para una mejor hidratación. 

El serum es un suplemento con ingredientes activos, como minerales vitaminas y antioxidantes. El poder de este producto es ideal para trabajar las líneas de expresión y arrugas, aclarar manchitas ayuda a mejorar la firmeza del rostro. 

Como los demás productos para tu rutina de cuidado facial el serum también tiene diferentes presentaciones según el tipo de piel. 

El sérum de vitamina C de la marca Dolce Bella, sólo debes aplicar seis góticas en la palma de tu mano y aplicar sobre todo el rostro. 

El serum con vitamina E y colágeno, también de la marca Dolce bella, tiene una consistencia aceitosa y se absorbe muy bien en la piel. 

El serum con ácido hialurónico y café es perfecto para trabajar las líneas de expresión.. 

Por último tenemos el serum con ácido glicólico que ayuda a aclarar, pero es recomendable retirarlo después de usar. 

Se debe aplicar el serum directamente en el rostro y luego esparcir por todas las áreas incluido el cuello.

4. Crema de cuidado facial

crema para tu rutina de cuidado facial

Esta crema contribuye a cuidar la epidermis que es la capa más superficial y que está más visible. Antes de aplicar la crema facial debes tener en cuenta si tu piel necesita hidratación y humectación son dos beneficios diferentes. 

Para la rutina de cuidado facial es importante saber que la hidratación aporta agua a tu piel, mientras que la humectación crea una capa protectora que permite mantener húmeda la piel. 

También debes saber que el pH de la piel se puede alterar de acuerdo al cambio climático. Así que si te encuentras en un clima cálido y pasas a un clima frío es natural que tu piel tienda a resecarse. Por ello es importante utilizar cremas hidratantes  y las humectantes para equilibrar el pH de la piel. 

Para aplicar la crema dentro de tu rutina de cuidado facial sólo debes utilizar tus dedos para esparcir por todo el rostro. Con ayuda de un neryi puedes activar la circulación y la producción de colágeno de tu piel, gracias a que transmite vibraciones.

5. Aplicar el protector solar no debe faltar en tu rutina de cuidado facial

El protector solar es el último paso, pero no menos importante, porque con este producto vas a evitar la formación de manchas. Así que de nada sirve que realices toda la rutina de cuidado facial y no cuides tu piel de la exposición solar. 

Aplica el protector solar en todo el rostro y cuello de manera uniforme, hasta cubrir todas las áreas. Recuerda que debes estar protegida de los rayos UV en todo momento. 

Además de todos los productos que hemos mencionado también te recomendamos los parches de colágeno, sobre todo si te maquillas a diario. 

Otra recomendación muy natural es realizar tus propias mascarillas caseras, son muy buenas y dan excelentes resultados para lucir una piel radiante. Eso también hace parte de tu rutina de cuidado facial y se pueden aplicar solas. 

Aunque la rutina de cuidado facial requiere de tiempo, es importante que lo hagas diariamente masa o si utilizas maquillaje siempre. Entonces repasando un poco la rutina sería desmaquillar, aplicar tónico, aplicar serum, aplicar crema hidratante y aplicar protector solar. 

Lo mejor es incluir paso a paso cada producto en la rutina de cuidado facial, puedes empezar con la crema facial y el protector solar que serían los más importantes. 

Por las noches debes suprimir el uso del protector solar. 

Recomendaciones finales para tu rutina de cuidado facial

  • Al aplicar cada uno de los productos recuerda esperar unos cuantos minutos o segundos para que se absorba el producto anterior. 
  • Dale descanso a tu rostro libre de maquillaje por algunas horas. 
  • Completa tu rutina de cuidado facial con los mejores productos que puedes encontrar en Dumashe. Desde los desmaquilladores hasta las cremas faciales todo en un solo lugar, además puedes conseguir las herramientas para aplicar cada producto. 
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.